Charla II: Poder y urbanismo. La configuración urbana en el Mundo Antiguo.


Los arqueólogos son arte y parte en la conformación de la fisonomía de la ciudad y en la interpretación histórica de la misma, de los sucesivos regímenes hegemónicos y resistencias que en ella se desarrollaron, y de su inscripción en una materialidad oculta, derruida o soterrada. No nos conformamos con los restrictivos «cascos históricos» que dejan a buena parte de las ciudades en una nebulosa ahistórica, sino que buscamos la Historia en la ciudad. Una búsqueda y una intervención en la fisonomía de la ciudad que ha transitado y transita por variados escenarios, articulados en muy variadas posiciones políticas y con notables consecuencias en la vida urbana. Nuestra exposición arrancó en las intervenciones en la Acrópolis y el Ágora de Atenas en los años 30 del siglo pasado, momento en el que el Instituto Americano de Arqueología con dinero de la fundación Rockefeller creó una escenografía clásica que limpió de contaminaciones bizantinas y otomanas el lugar, y que expulsó a miles de familias para poder derruir cientos de casas.

Una arqueología fundamentada en la violencia colonial, y destinada a generar escenografías turísticas legitimadoras de la identidad occidental. Pasamos después a los años de la transición entre el s. XX y el XXI, y al modelo del ladrillazo español. El caso madrileño y obras paradigmáticas como el soterramiento de la autopista de circunvalación M30, nos sirvieron para ilustrar la complacencia de una nueva profesión, la arqueología de gestión o comercial, con la especulación urbanística más salvaje y depredadora que haya conocido España. En pocos años pueblos y ciudades multiplicaron sus superficies construidas. Una legislación patrimonial bastante desarrollada, en combinación con la necesidad y urgencia de liberar y recalificar suelo, condujeron a una situación en la que las excavaciones arqueológicas de urgencia crecieron notablemente, convirtiéndose en un mero trámite administrativo que ayudaba a destruir científicamente el patrimonio histórico, a la par que subaleternizaba a todo un sector que ni siquiera participó del reparto del pastel, pues sus sueldos eran los más bajos del escalafón de cualquier obra y su trabajo inseguro y sin convenio colectivo laboral. Una arqueología que participó de forma directa y sin ninguna autocrítica de un modelo urbanístico desarrollista y corrupto, que ha diezmado paisajes culturales urbanos y rurales.

Por último nos fuimos a los paisajes de guerra que se conservan en  la ciudad de Madrid. Se trata del frente de guerra más estable y duradero de toda la Guerra Civil, y se reparte por numerosos barrios del casco urbano de la ciudad. Un paisaje en muchos casos ocultado o abandonado, y en otros, literalmente sepultado por auténticas escenografías monumentales fascistas, como en  el caso del entorno de la plaza de Moncloa y de la Ciudad Universitaria de Madrid. El Arco de la Victoria es parte de la escenografía franquista construida para ofrecer una imagen gloriosa de la “cruzada” y del nuevo régimen. Con la tramoya monumental se pretendía sepultar el recuerdo de la guerra en la Ciudad Universitaria y de la tenaz resistencia del pueblo madrileño en este lugar. Aquella memoria oficial de la dictadura materializada en la arquitectura sigue hoy tan viva como entonces, reproducida y naturalizada en los movimientos cotidianos de estudiantes y transeúntes, aguardando el día en el que se haga una relectura democrática. Sin embargo, los otros muertos se resisten a permanecer en el olvido. Las trincheras, los objetos y los agujeros de bala de las fachadas de las facultades que registramos durante nuestros trabajos arqueológicos son cicatrices en la ciudad de un conflicto que no se ha podido camuflar, son parte del espectro de la historia que acecha, cada día, bajo la aparente normalidad del campus.

Bibliografía Charla II: Poder y urbanismo. La configuración urbana en el Mundo Antiguo.

HAMILAKIS, Y. (2013) Double Colonization: The Story of the Excavations of the Athenian Agora (1924–1931) Hesperia. The Journal of the American School of Classical Studies at Athens, 82 (1): 153-177.

OLMO ENCISO, L. (2011-2012) «Un Arqueológo en la ciudad. En los inicios de un ensayo» en F. Quesada Sanz (Ed.) Cuadernos de prehistoria y arqueología. Ejemplar dedicado a Homenaje al profesor Manuel Bendala Galán, vol. 37-38. Madrid, Universidad Autónoma de Madrid: 39-52.

MARÍN SUÁREZ, C. (2015) «Seis claves para una contra-Arqueología de la Guerra Civil Española y el Franquismo», en Actes de la I Jornada d´Arqueologia i Patrimoni de la Guerra Civil al front de l´Ebre. Tortosa, Consorci Memorial el Espais de la Batalla de l´Ebre i Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya: 95-106.

MARÍN SUÁREZ, C. y PARGA DANS, E. (2017) «La arqueología de gestión en Madrid. Atrapados en el modelo de especulación capitalista del territorio», en C. Gnecco y A. Schmidt Dias (Eds.) Crítica de la razón arqueológica. Arqueología de contrato y capitalismo. Bogotá, Instituto Colombiano de Antropología e Historia: 189-214.

MARÍN SUÁREZ, C. (2014) «Arqueología en la Ciudad Universitaria». Desperta Ferro Contemporánea: Madrid 1936, 4: 6-9.