Notas acerca de la situación de los refugiados en Europa


La frontera es una fuga de los estados-naciones. Pero también hay frontera en las capitales centrales, en medio del patrioterismo y las banderas erguidas. El devenir-frontera es el devenir del creador, del pensador, porque es pasar por el entre, y dejar que los límites se difuminen. Escapar de las maldiciones locales. Hacerse nómade.”[1]

Europa protagoniza una situación desde hace ya varios años que se ha visto agravada estos últimos meses. Otros viajes se están sucediendo en paralelo al de la generación 2008, otros mapas y otras rutas con un cariz lamentablemente muy distinto. Miles de personas​, algunas solas, otras con familias ampliadas y muchos niños, están llegando a Europa por tierra y por mar… aquellos que lo consiguen.

Son refugiados, aunque mucho se empeñen en llamarles inmigrantes. Escapan de las guerras, principalmente de Siria, también de ​Afganistán o Eritrea.​ Es una crisis humanitaria, un movimiento masivo de personas, el más grande en Europa desde la 2a. guerra mundial.[2]

Estas personas que han llegado a territorio europeo y que según datos de ACNUR se eleva a 477.906 en lo que va de 2015[3] se concentran en las fronteras de Hungría, Alemania, Austria, Serbia o Croacia, y ya muchas han llegado a las ciudades de Viena, Budapest y Berlín.

La OCDE subraya que, pese a la magnitud del fenómeno, «Europa tiene tanto la obligación como la capacidad de manejar esta trágica crisis sin precedentes». No obstante la Unión Europea se ha extendido en debates sobre el cupo máximo de familias que acogerá cada país[4] y mientras tanto, algunos municipios, organizaciones no gubernamentales y ciudadanía civil de distintas capitales se movilizan dando muestras de solidaridad y humanidad. Ayuda improvisada con alimentos y alojamiento en sus propias casas así como creación de redes de acogida.

De la misma forma que una ciudad o un espacio urbano concreto, plaza o calle, es capaz de transformarse desde lo espacial y sensorial modificando nuestra percepción cuando en él se celebra una manifestación, una fiesta o un concierto, este hecho afecta de manera indiscutible a las ciudades y a sus habitantes.

Áreas urbanas y rurales, carreteras, equipamientos concretos y “paisajes de ciudad” están teñidos por esta penosa circunstancia.

El territorio es por sí mismo una serie de multiplicidades y se ve exacerbado allí donde precisamente la territorialidad transnacional –de la migración- se nos presenta como combinaciones, como un nueva representación, un espacio reterritorializado (Deleuze y Guattari).

La Gen 08 del grupo de Viaje de Arquitectura Uruguay culmina esta travesía en la vieja Europa, aquella que fue el centro político cultural y económico durante siglos de expansión. Hoy este continente se pone a prueba y nosotros coincidiremos con este hecho histórico. Seremos testigos de un escenario que nos supone también ​una oportunidad de aprendizaje. Después de todos estos meses de viaje ​los estudiantes son portadores de una perspectiva amplia de la realidad internacional, lo cual les permitirá enfrentar la comprensión de esta situación desde el respeto, la solidaridad (si se diera el caso) y sobre todo desde la responsabilidad como personas y profesionales.

Poner la lupa sobre la dimensión real de esta crisis, que posiblemente tengamos ocasión de conocer de cerca en lo que queda del viaje, es una cuestión que nos atañe como integrantes de una comunidad académica en la cual la dimensión ética es una parte esencial.

 

Bibliografía

http://www.cear.es/wp-content/uploads/2015/06/Informe-2015-de-CEAR2.pdf

http://www.acnur.org/t3/a-quien-ayuda/refugiados/quien-es-un-refugiado/

Fotos publicadas por Alberto Sicilia en Principia Marsupia @pmarsupia

https://twitter.com/pmarsupia/media?lang=es

 

Notas

[1] DELEUZE EN LA FRONTERA L. Nicolás Guigou.
[2] Según el informe anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) persistirá esta situación de urgencia pues los flujos seguirán aumentando previéndose un millón de demandantes de asilo este año, frente a los 630.000 de 2014.
[3] El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advierte de que la reubicación de 120.000 refugiados que estudia la Unión Europea no es suficiente si no se ponen más medios para afrontar la crisis migratoria.
[4] La UE acuerda el reparto de 120.000 refugiados. Hungría, República Checa, Eslovaquia y Rumania se oponen. 22 de Septiembre de 2015

Mg. Arq. Daniela Arias

Columnista invitada

Facultad de Arquitectura – UdelaR – Uruguay
Escuela Técnica Superior de Arquitectura Barcelona – UPC
​Master Laboratorio de la Vivienda Sostenible del SXXI​
https://undiaunaarquitecta.wordpress.com/

01. “Tras dejar atrás una guerra y el Mediterráneo, miles de refugiados bloqueados en la frontera Serbia-Hungría” Principia Marsupia @pmarsupia 16 de septiembre de 2015.

02. “La última humillación en su paso por Hungría: caminar 6 km junto a la carretera q lleva a la frontera” Principia Marsupia @pmarsupia 15 de septiembre de 2015.

03. “Así están ahora mismo los controles de frontera, las vallas y las principales rutas de los refugiados” (vía @AFP) Principia Marsupia @pmarsupia 15 de septiembre de 2015.

04. “Camino al campo de detención tras entrar en la UE. Frontera Serbia-Hungría esta tarde.” Principia Marsupia @pmarsupia 13 de septiembre de 2015.

05. Estación de tren de Viena.